Skip navigation

Monthly Archives: junio 2007

єѕ αℓgσ qυє α ℓα νєz иσѕ нα¢є ѕєиtιя
 
Tal vez son un montón de instantes,
que se comparten y se vuelven eternos.
Son esos días que transcurren
perdiendo el tiempo
con ese alguien,
adivinando el futuro de la vida.
Y así, poco a poco,
aparece algo lindo,
que simplemente
se siembra,
crece,
nunca se destruye.
Se comparte, se sueña, se sonríe…
se llora.
Es sencillamente estar allí.
Eso es amistad:
una palabra que convierte personas
en inseparables,
en equilibristas y gladiadores
que arriesgan su vida y sacrifican sus sueños
a eternas aventuras.
Maduran sin saber muy bien por qué…
porque la amistad es tan fuerte
que no se pretende recibir nada a cambio,
más que la alegría
de tener un amigo
para sonreír en los momentos más amargos.
Amistad es una unión
que ni siquiera la muerte
puede separar.
Una simple palabra
que vuelve los sueños realidad,
la ilusión verdadera,
y la tristeza:
un simple instante.

Mil palabras yacen en mi mente 
y mi espíritu reposa en tu almohada
es que solo tu apagas la tristeza
de mi alma, que permanece sola
en su mar extenso de lagrimas 
 
Lagrimas que en silencio acuden
una a una y ahogan mi esperanza
derriten mi conciencia y después
inundan mi rostro como si nada

Es que solo tu, con tus palabras afable
aquieta mis penas y desgracias
que perduran incasablemente
cuando tu ausencia estremece 
y el dolor resplandece en este
cielo frió, obscuro y doliente

Amor, es que solo tu haces magia
en mi universo solitario e inerte
donde la oscuridad prevalece y
la locura alimenta mi emoción
de seguir en un mundo irreal
donde tu y yo estamos juntos

La ilusión y la fantasía hacen de
mi mundo un lugar feliz y perfecto
es la única forma de tenerte aquí
viviendo una mentira momentánea
es que solo tu puedes hacer que
mis días dejen de ser un calvario
convirtiéndolos en maravillosos
llenando el vació que ahora siento 
y que solo tu complementas
sin hacer mayor esfuerzo.

No te has dado cuenta que tú
me cautivas, me conmueven,
en ti veo una luz, la lámpara que
alumbra mi vida oscura y extraña
la única que calma mi soledad
inframunda y renueva mi esperanza.

No estamos juntos, nunca lo estuvimos
solo te mirare de lejos, admirándote
deseando tenerte cerca y abrazarte
queriendo hacerte mía y hundirme en
mi profunda pasión, siendo libre
en mi máxima expresión.

 

 

 http://amorpaciente.blogdiario.com/img/pastillitas